Image Alt

Blog

Domus de Mitreo casa de arte romano

El arte romano a través del Camino de Santiago

El arte romano hace referencia a aquellas manifestaciones artísticas que el Imperio Romano introdujo en la Península Ibérica tras su conquista. El proceso de la romanización fue gradual y empezó en Hispania en el s. III a. C.

Las primeras ciudades en adoptar la cultura y costumbres que provenían de Roma fueron las que se encontraban en la costa mediterránea. Por su parte, las regiones más alejadas y del noroeste peninsular sufrieron una romanización más tardía.

El territorio que hoy corresponde a la Comunidad Autónoma de Galicia fue el último en ser conquistado y sus gentes opusieron una firme resistencia. Sin embargo, Gallaecia acabó por convertirse en una provincia romana y asumió la influencia artística del Imperio.

La arquitectura civil

Una de las grandes aportaciones de Roma en Hispania fue la construcción de un sistema de comunicación terrestre basado en calzadas. El peregrino que recorre la vertiente francesa del Camino de Santiago puede encontrarse en su caminar algunos restos originales. En la localidad de Rabé de las Calzadas (Burgos), en la etapa trece de la Ruta Jacobea, se encuentra un cruce de estos caminos con algunos fragmentos intactos.

Dentro de este sistema de comunicaciones, los romanos también construyeron puentes para el cruce de ríos. El Camino francés se encuentra a lo largo de su trazado con las aguas de numerosos ríos que el peregrino tiene que salvar.

Desde Navarra a Galicia, la Ruta Jacobea avanza por estas construcciones que se han convertido en una marca del peregrinaje. Sin embargo, el más reseñable es el Puente de Portomarín.

Portomarín

Puente romano de Portomarín.

En esta localidad de Lugo, el Imperio Romano construyó un puente de 152 metros sobre el río Miño. Se mantuvo intacto durante la Edad Media, pero fue destruido en el s. XII por la reina Doña Urraca. Pese a ello, el puente se reconstruyó y aún se conserva una escalinata y un arco.

La romanización de la Península también afecto a algunos espacios naturales como las Médulas de León. Se encuentran en la comarca de El Bierzo y son uno de los parajes más relevantes de Castilla y León. Debe su orografía a la explotación del territorio por parte del Imperio Romano como mina de oro.

Alejada del Camino de Santiago, pero en la provincia de A Coruña, se encuentra La Torre de Hércules, el faro romano más antiguo aún en uso. Su construcción se asocia con el arquitecto Caius Secius Lupus y data de principios del s. II.

Ciudades romanas

Algunas de las grandes ciudades españolas tiene un origen romano. Siguiendo el trazado del Camino de Santiago, el peregrino pasa y descansa en dos de ellas. La ciudad de León surge como campamento para la Legio VI Victrix. En la etapa 19 del Camino, el romero puede visitar varios restos arqueológicos que conservan parte de la antigua muralla romana.

Restos romanos de León. Foto: Turismo de León.

Restos romanos de León. Foto: Turismo de León.

Por su parte, la actual localidad de Astorga tiene su origen en la ciudad de Asturica Augusta. El peregrino puede disfrutarla en la etapa 21 y, al igual que León, surge como campamento para una legión romana, concretamente la Legio X Gémina. Su origen se remonta al año 19 a.C. y actualmente es uno de los principales enclaves de la Ruta Jacobea.

Pese a que el Camino no atraviesa la ciudad de Lugo, el peregrino camina por varias localidades próximas como Portomarín y Palas de Rei. Lucus Augusta se fundó en el año 25 a.C. y es una de las ciudades romanas más destacas de España.

La muralla que el Imperio construyó alrededor de la ciudad se conserva prácticamente entera. Está incluida en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO. Sin embargo, es uno de los pocos vestigios romanos que quedan en Lugo.

La Domus de Mitreo o la Casa de los Mosaicos son otros ejemplos de arquitectura civil romana que el peregrino puede visitar en Lugo. La última acoge algunos restos de pinturas y mosaicos que datan del s. III de nuestra era.

Por último, cabe destacar la aldea de Iria Flavia. Actualmente pertenece al municipio de Padrón y, según la tradición, es donde el apóstol Santiago predicó por primera vez en España. Además, según la Translatio, fue en esta localidad donde los discípulos del Apóstol llevaron su cuerpo desde Jerusalén. Pese a que tiene un origen anterior al Imperio Romano, durante el Bajo Imperio fue conquistada y establecida como sede episcopal.

Arte y culto religioso

Tras la fundación de las ciudades, la población itálica llegó a Hispania y trajo nuevas formas de culto. Es en este momento en que se empiezan a construir algunos templos, de los que quedan muy pocos restos debido a la superposición de posteriores edificios.

Gracias a las construcciones religiosas se introducen en la Península tradiciones arquitectónicas que hasta el momento eran desconocidas. Lo edificios iniciales disponían de una arquitectura simple, que contaba con un zócalo de piedra sobre el que se asentaban unas paredes de adobe. Sin embargo, con el crecimiento del Imperio Romano, también llegó a la Península el arte monumental.

Templo romano de Santa Eulalia de Bóveda en Lugo.

Templo romano de Santa Eulalia de Bóveda en Lugo.

Los templos estaban dedicados al culto de los dioses grecorromanos. Uno de los más importantes y del que se conservan restos es el Templo de Santa Eulalia de Bóveda en Lugo. Originalmente estaba dedicado a la diosa Cibeles, aunque posteriormente se reconvirtió para dar culto a Santa Eulalia.

Se localiza a 14 kilómetros de la romana Lucus Augusta y se conforma de una planta rectangular con una pequeña piscina en medio y cubierta con una bóveda de cañón. En el exterior se conserva un atrio con dos columnas que precede a la fachada. Algunos estudios creen que data del s. III de nuestra era.

Dejar un comentario

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit sed.

Follow us on