Image Alt

Blog

Pablo y su grupo en Santiago de Compostela

El Camino de Pablo: Madrid, Sarria y Santiago

Mi camino comenzó con mucha incertidumbre y sin saber realmente cuáles serían las sensaciones al final. Era la primera vez que lo hacía y yo, Pablo, decidí caminar solo. Sin embargo, tengo que confesar que lo de ir solo duró bastante poco…

Desde Madrid me desplacé a Sarria y empezó mi aventura. Durante las diferentes etapas vas conociendo muchas personas, personas que al final del Camino pueden llegar a ser consideradas amigas.

Bajo mi punto de vista, lo que hace especial esta aventura es la atmósfera y el ambiente que se respira. Se siente paz, ilusión y, sobre todo, entusiasmo por saber qué será lo siguiente que va a suceder.

Uno de los mejores momentos para mí fue al llegar a la Catedral. Cuando uno empieza en solitario esta aventura y llega al final con otras 20 personas (que no conocías hasta hace una semana) riendo y llorando de alegría, sabe que esta puede ser considerada una de las mejores experiencias de su vida.

Sin duda me quedo con todas las personas que he conocido, la desconexión del día a día y la satisfacción de haber cumplido todos los objetivos que me marqué al inicio de esta aventura.

Buen Camino peregrinos.

Pablo

Dejar un comentario

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit sed.

Follow us on