Image Alt

Blog

Cartel de bienvenida a Agés

El Camino francés 12: de Agés a Burgos

Esta es la doceava etapa del Camino de Santiago para los peregrinos que inician la ruta en Saint Jean Pied de Port. Una ruta de veintitrés kilómetros de distancia que arranca en Agés y termina en la tercera gran capital del Camino francés.

El recorrido transcurre sin complicaciones en paralelo a varias carreteras. Sin embargo, existe la opción de llegar a Burgos a través del Paseo del Espolón. Una alternativa que desemboca en la plaza de la Catedral de la ciudad y que recompensa la larga caminata. Es recomendable iniciar esta etapa temprano, para poder dedicar la tarde a pasear por Burgos.

Agés

La localidad de Agés se encuentra a quinientos once kilómetros de Santiago de Compostela. Pertenece al municipio de Arlazón y es una localidad eminentemente agrícola. Tiene su origen a mediados del s. X en el escenario de la Reconquista. Nació como un asentamiento de frontera. En el año 1052, Agés fue donado por el rey García de Navarra a Santa María la Real de Nájera.

El Camino de Santiago atraviesa Agés desde que en 1135, el rey Fernando VII decidiera desviar la antigua ruta. Como pueblo del Camino, está totalmente vinculado a la tradición jacobea. Cuenta con un puente de piedra sobre el río Vena que se atribuye a San Juan de Ortega. Además, hasta el s. XIX contó con un hospital de peregrinos.

Entre sus edificios religiosos, destaca la iglesia de Santa Eulalia de Mérida. Un templo de estilo gótico que data del s. XVI, pero que se construyó sobre otro que ya existía en el s. X. Según la leyenda, en esta iglesia se dio sepultura al rey García de Navarra que falleció en 1054 en la batalla de Atapuerca.

Iglesia de Santa Eulalia de Mérida

Iglesia de Santa Eulalia de Mérida. Foto: Ayuntamiento de Agés.

Camino a Burgos

La ruta empieza sobre el puente que salva el río Vena. Desde este punto, el peregrino recorre durante casi dos kilómetros una carretera que lleva hasta Atapuerca. Un pueblo que debe su fama a las pinturas y restos fósiles que se han encontrado en los yacimientos de su sierra.

La carretera divide Atapuerca en dos y actúa como calle principal. Antes de abandonar la localidad, el peregrino se debe desviar a la izquierda y seguir por una pista de piedra. Esta transcurre hasta una gran cruz de madera, en la que una flecha amarilla anima continuar el camino paralelo a una valla.

En un punto determinado el camino se bifurca. Pese a que ambas sendas llegan a Burgos, es preferible escoger el camino de la derecha. Durante la bajada el peregrino se dirige hacia Villaval.

Tras atravesar el pequeño pueblo, una carretera comarcal dirige el camino hacia Cardeñuela Riopico. En esta localidad se encuentra la iglesia parroquial de Santa Eulalia de Mérida, la Fuente Romana y la iglesia de San Juan Evangelista.

Iglesia de Santa Eulalia en Cardeñuela

Iglesia de Santa Eulalia en Cardeñuela. Foto: Ayuntamiento de Cardeñuela Riopico.

La ruta continúa por la carretera y se vuelve un poco confusa en este tramo. Dos kilómetros más adelante el peregrino alcanza Orbaneja Riopico. Desde este pueblo, el peregrino puede optar por visitar la localidad de Villafría o desviarse hacia la izquierda hasta Casteñares. La ruta por Villafría cuenta con menos encanto, por lo que normalmente se opta por el camino de la izquierda.

Por una pista de tierra se alcanza el valle del aeropuerto. El camino transcurre pegado a una valla de seguridad y llega hasta la localidad de Castañares. Desde aquí, el peregrino puede optar por continuar hasta Burgos por un andero que pasa antes por Villayuda; o tomar el paseo fluvial del río Arlanzón.

Esta última opción conduce directamente al centro de Burgos, y aunque no sigue la ruta tradicional, ofrece una alternativa menos tediosa. Desde el puente, el peregrino camina a la vera del río durante tres kilómetro hasta llegar a la playa Fuente del Prior. Cuarenta minutos después, el puente del Cid da entrada a la ciudad de Burgos.

Dejar un comentario

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit sed.

Follow us on