Image Alt

Blog

Estatua de las queseras en Arzúa

El Camino francés 30: de Arzúa a O Pedrouzo

El peregrino que inicia el Camino de Santiago en la localidad de Saint Jean Pied de Port se enfrenta a la etapa número treinta, la penúltima de la ruta Jacobea. Un recorrido de diecinueve coma un kilómetros que avanza por pistas forestales desde Arzúa hasta O Pedrouzo.

La penúltima jornada avanza sin dificultades, para muchos peregrinos es solo un trámite antes de llegar a Santiago de Compostela. Los más preparados pueden optar por alargar la jornada hasta el Monte do Gozo y pernoctar allí para llegar a Santiago pronto al día siguiente.

Arzúa

Restos arqueológicos demuestran que el origen de Arzúa se remonta a mucho antes de la Edad Media. Sin embargo, su consolidación como villa está estrechamente ligada al Camino de Santiago. En el s. XI, con la estabilización de la ruta Jacobea, el municipio vive su momento de esplendor.

Antiguamente, la villa formó parte del señorío del arzobispado de Santiago de Compostela. La localidad cuenta con una iglesia parroquial dedicada al apóstol Santiago. En su interior guarda dos imágenes de este, una como peregrino y otra como Santiago Matamoros, montado a caballo.

Entre los edificios religiosos de Arzúa, destaca la Capilla da Madalena. Este espacio es el único resto de un antiguo convento de monjes agustinos del s. XIV. Está construida principalmente con mampostería y actualmente es una sala de exposiciones.

Capilla de la Magdalena Arzúa

Portada de la Capilla da Madalena en Arzúa

Cada 24 de junio, el municipio celebra una fiesta Homenaje a los Peregrinos. Coincidiendo con la noche de San Juan, los vecinos escogen a una peregrina al azar entre las llegadas ese día y graban su nombre en una placa con forma de estrella. Por la noche, la peregrina coloca su placa en el Muro das Estrelas, en uno de los parques de Arzúa, y continúa la fiesta.

Los habitantes de la localidad la autodenominan como la “Tierra del Queso”. Aquí se elabora un queso con leche de vaca que cuenta con la Denominación de Origen Arzúa-Ulloa. En la localidad además se puede encontrar un monumento de 1984 que rinde homenaje a las Queseras.

También es muy apreciada la miel que se elabora artesanalmente en el municipio. En Arzúa se encuentra el Centro de Divulgación do Queixo e do Mel donde el peregrino puede informarse más sobre los productos típicos de la zona.

Camino a O Pedrouzo

La penúltima etapa del Camino se inicia en la empedrada rúa do Carmen. Tras salir de Arzúa, el peregrino llega a la fuente de los Franceses y cruza el río Vello. En seguida se llega a As Barrosas, donde puede visitarse la capilla de San Lázaro.

A través de una pista forestal se llega a O Raido, y tras una breve subida, el asfalto conduce a Preguntoño. En esta última aldea se puede visitar la ermita de San Paio. Tras salvar la carretera nacional por un túnel, se llega a A Peroxa.

El paisaje gallego se llena de eucaliptos y extensos prados. El peregrino desciende hasta el riachuelo Ladrón para llegar después a Taberna Vella. Seiscientos metros más adelante se encuentra Calzada, último núcleo del Concello de Arzúa.

De Arzúa a O Pedrouzo

Foto: Turismo de Galicia

Tras salir de Calzada, el peregrino entra en el Concello de O Pino, el último antes de Santiago de Compostela. La siguiente localidad a la que se llega es A Calle. A través de cómodas pistas se avanza hasta un mojón que da la bienvenida a Boavista y, a continuación, Salceda.

El Camino continúa entre pequeños núcleos de población. Tras rozar la carretera y volver a una pista ascendente, el peregrino llega a O Xen. Inmediatamente después se adentra en Ras, por donde salvamos la carretera y se alcanza A Brea.

La ruta Jacobea vuelve a encontrarse con la nacional, para después seguir su trazado por un andadero que guía hasta O Empalme y Santa Irene. En esta última localidad se localiza la capilla de Santa Irene.

Una senda entre eucaliptos conduce al peregrino a A Rúa. Un núcleo de casa de piedra que cuenta con oficina de turismo. Una pista asfaltada conduce hasta el borde de la carretera, y por ella el peregrino asciende hasta entrar en O Pedrouzo.

Dejar un comentario

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit sed.

Follow us on