Image Alt

Blog

Estatua de José María Acuña en Santiago

José María Acuña: el escultor del peregrino

José María Acuña nació en la parroquia pontevedresa de Salcedo el 4 de abril de 1903. Fue un reconocido escultor que dejó un importante legado artístico y del que se dice que trató de trasladar un mensaje con cada una de sus obras.

Acuña nació en una familia humilde de ocho hermanos. Era hijo de un herrero y sordo de nacimiento, al igual que otros tres de sus hermanos. Desde pequeño demostró tener talento artístico y realizó sus primeros estudios en el Colegio Regional de Sordos y Ciegos de Santiago de Compostela.

En la ciudad del Apóstol, conoció al escultor Francisco Asorey y establecieron un vínculo que los acompañó durante toda su vida. En 1923, recibió una beca de la Diputación de Pontevedra que le permitió estudiar en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid.

Tras desarrollar sus conocimientos en la capital, regresa a Santiago para trabajar como docente de dibujo y modelado en la primera institución donde estudió. Al poco, realiza su primera exposición individual en Pontevedra y empieza a darse a conocer.

José María Acuña

José María Acuña.

No dejó nunca de producir, pero durante la Guerra decidió alejarse un poco del arte y centrarse en su actividad docente. En los años 70, empieza a reconocerse su trabajo. Su madurez le permite dar un giro a su obra y realizar numerosas exposiciones en toda España.

En 1973, se jubila como docente y le premian con la Medalla de Plata al mérito de su trabajo. Años más tarde, en 1990, recibe la Medalla Castelao de la Xunta de Galicia por su trabajo artístico. José María Acuña no dejó de trabajar hasta que falleció a los 88 años en Vigo.

Monumento al peregrino

Tras pasar por la localidad de O Cebreiro, en su camino a Triacastela, el peregrino asciende al Alto de San Roque. En la cima, se encuentra una escultura de bronce que se ha convertido en una seña de identidad del Camino Francés, el monumento al peregrino.

La obra se colocó en el Alto en 1993 y es una de las más emblemáticas de José María Acuña. La pieza representa a un peregrino con sombrero y bastón que avanza en su Camino y lucha contra el viento.

Monumento al peregrino en el Alto de San Roque

Monumento al peregrino en el Alto de San Roque.

La escultura es una de las más fotografiadas de la Ruta Jacobea. Pese a que impresiona en cualquier época del año, cuando las condiciones meteorológicas son adversas se mimetiza a la perfección con el ambiente.

Dejar un comentario

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit sed.

Follow us on