Image Alt

Blog

La queimada

Receta: La queimada y su conjuro

La queimada es una bebida que se elabora a base de orujo y magia, y forma parte de la tradición gastronómica de Galicia. Se cree que tiene su origen en la cultura Celta, aunque hay teorías que aseguran que entró en la península con la llegada de los musulmanes durante la Edad Media.

Pese a que se desconoce su origen, su elaboración cuenta con una tradición ancestral que hoy continúa haciéndose en la oscuridad de la noche. Se toma en cualquier época del año, pero es típico prepararla en la noche de San Juan. Según la leyenda, cuando la bebida prende y las llamas aparecen azules es porque las brujas, las meigas y los malos espíritus se queman.

Ingredientes

  • 1 litro de aguardiente de orujo
  • 250 gr de azúcar
  • La cáscara de 1 naranja
  • La cáscara de 1 limón
  • ¼ de vino tinto

Elaboración

Para elaborar la receta de la queimada, se tiene que verter el aguardiente en un recipiente de barro, uno que resista al fuego. En un cucharón se añaden dos cucharadas de azúcar y un poco de aguardiente.

A continuación, se le prende fuego y se sumerge en el recipiente de barro, de manera que se prenda el resto de aguardiente. Cuando surjan las llamas, se tiene que añadir la cáscara de la naranja y el limón. Poco a poco se va añadiendo azúcar al cucharón y cuando se carameliza se integra en el líquido.

Cuando ya se ha añadido todo el azúcar, se remueve el contenido y se añade el vino. Este último paso es opcional. Lo siguiente es recitar el famoso conjuro. A continuación, se apaga el fuego con una bandeja y se sirve la bebida caliente en tazas de barro.

El conjuro de la queimada

Durante la elaboración de la queimada, cuando arde el aguardiente, se pronuncia un conjuro en gallego que invoca al fuego, la tierra, el agua y el aire. Estas palabras se inventaron en Vigo en el año 1967, y se atribuye su autoría a Mariano Marcos Abalo.

Pese a que lo escribió para una fiesta de juegos, el conjuro se popularizó y empezó a interpretarse en la discoteca Fausto de la Ciudad Olívica. El grupo de música Mago de Oz grabó una versión del conjuro de la queimada que en ocasiones se convierte en la banda sonora de esta tradición.

“Mouchos, curuxas, sapos e bruxas.

Demos, trasgos e diaños, espíritos das neboadas veigas.

Corvos, píntegas e meigas.

Feitizos das menciñeiras.
Podres cañotas furadas, fogar dos vermes e alimañas.

Lume das Santas Compañas, mal de ollo, negros meigallos, cheiro dos mortos, tronos e raios.

Ouveo do can, pregón da morte, fociño do sátiro e pé do coello.

Pecadora lingua da mala muller casada cun home vello.

Averno de Satán e Belcebú. Lume dos cadáveres ardentes, corpos mutilados dos indecentes,

peidos dos infernais cus, muxido da mar embravecida.

Barriga inútil da muller solteira, falar dos gatos que andan á xaneira, guedella porca da cabra mal parida.

Con este fol levantarei as chamas deste lume que asemellan as do Inferno, e fuxirán as bruxas a cabalo das súas vasoiras, índose bañar na praia das areas gordas.

¡Oíde, oíde! os ruxidos que dan as que non poden deixar de queimarse no augardente quedando así purificadas.

E cando este beberaxe baixe polas nosas gorxas, quedaremos libres dos males da nosa alma e de todo embruxamento.

Forzas do ar, terra, mar e lume, a vós fago esta chamada, se é verdade que tendes máis poder ca humana xente, aquí e agora, facede que os espíritos dos amigos que están fóra, participen con nós desta Queimada”.

Dejar un comentario

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit sed.

Follow us on