Image Alt

Blog

Convento San Martiño Pinario

San Martiño Pinario y el culto jacobeo

El monasterio de San Martiño Pinario se localiza en las proximidades de la Catedral de Santiago. Tiene un origen incierto, pero se conoce que fue uno de los primeros centros religiosos vinculados al culto y custodia del sepulcro del Apóstol.

Tras el descubrimiento de los restos de Santiago el Mayor (820-830), un grupo de monjes llegaron al nuevo lugar sagrado para custodiar el hallazgo. A finales del siglo IX, el obispo Sisnando I de Iria Flavia decidió favorecer a esta comunidad y les permitió construir un pequeño templo, la iglesia de Santa María de Corticela.

El templo se construyó en una zona denominada Pinario, por la abundancia de pinos, y surgió entonces el monasterio. El templo estaba muy próximo a la tumba del apóstol y con el tiempo se convirtió en la sede de formación del clero compostelano.

San Martiño Pinario formaba parte de la magna congregatio Beati Iacobi, asociada al culto del Apóstol en la entonces iglesia-catedral. Hasta que el obispo San Pedro de Mezonzo (987) ordenó la construcción de un pequeño oratorio en San Martín, el monasterio formaba parte del entramado del culto jacobeo.

El crecimiento del monasterio

El actual convento se inaugura en el siglo X, pero en un principio los monjes siguieron vinculados al culto exclusivo de Santiago el Mayor y a los privilegios que esto suponía. La orden se consolidó gracias a las numerosas donaciones de terrenos y de compras hechas por la institución.

A finales del s. X, los monjes pudieron compartir en su iglesia el culto al Apóstol con el de San Martiño de Tours. La advocación a este Santo estuvo promovida por las crecientes peregrinaciones y contó con mucha devoción entre los peregrinos del Camino.

Los siguientes cien años fueron de gran esplendor para la comunidad. En el siglo XI, los benedictinos empiezan a regentar el monasterio y convertirán a San Martiño Pinario en la comunidad de monjes más relevantes de Galicia. A finales del s. XIII, San Martiño ocupaba más espacio que el monasterio de San Paio de Antealtares.

San Martiño Pinario debe su actual monumentalidad a las riquezas que reunieron a principios del siglo XVI. En este momento, la vida monástica gallega sufrió una serie de reformas y los remotos cenobios en los que vivían los monjes se cerraron, y las rentas anteriormente destinadas a ellos pasaron a la abadía compostelana. Ahora es el edificio histórico más grande de Santiago de Compostela.

Dejar un comentario

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit sed.

Follow us on